fbpx
contacto@manuelhiguera.com

La clave para encontrar tu bienestar

Autoconocimiento

La clave para encontrar tu bienestar

LA EDUCACIÓN EMOCIONAL ES LA RÁIZ DE TU BIENESTAR

No es ningún secreto y ya lo hemos comentado muchas veces, vivimos en una sociedad con una total ausencia de educación emocional, donde cada uno actúa lo mejor que sabe según las condiciones que ha vivido en su vida. A veces es complicado para una persona que ha vivido cosas muy duras como por ejemplo, una muerte de un padre a una edad temprana, una violación cuando son niñas o maltrato físico, joder, es jodido y todos los sabemos, ponte en la piel de esa niña que fue maltratada por su padre cuando tenía 4 años, cierra los ojos y trata de visualizarlo por un momento.

Normalmente son algunas de estas personas las que cuando son mayores hacen cosas que para los demás están fuera de lo común, como por ejemplo matar a sangre fría a otra persona o ya ni siquiera es necesario irse tan lejos. A veces son estas personas, que han sufrido tanto de pequeñas sin haber comprendido el por qué, los que tienen algunas reacciones desproporcionadas, como arrebatos brutales de ira por cosas que “otros no lo harían”.

¿Y qué hacemos los demás seres humanos ante estas situaciones? Lo triste es que la mayoría les juzgamos: ¡ESTA LOCA! ¡ESTE TÍO NO ESTA BIEN DE LA CABEZA!

Constantemente estamos juzgando a personas que por sus reacciones se salen fuera de lo “común” como si ellos no fueran personas corrientes y eso les ayuda mucho más a sentirse en la más misera mierda. Ponte, de verdad, ponte en la situación y en el dolor que puede tener una niña que con 4 años fue violada por su padre,¿ Suena durísimo verdad? Imagina que te ocurriese a ti, ¿no sería normal tener esas reacciones tan desproporcionadas?

No hace falta ni ir tan lejos, yo mismo y tú y todas las personas de este mundo tratamos de paliar nuestro dolor con algún tipo de analgésico, todos somos yonkis de algo y debido a nuestra falta de educación emocional, somos absolutamente incapaces de ir más allá de lo que nos muestra una persona y ver que esa persona está sufriendo, que lo está pasando jodidamente mal y que a lo mejor lo que necesita es solo un simple abrazo que le diga: “tranquila, estoy contigo, comprendo lo duro que debe ser”

Es mucho más fácil despreciar, reírte o poner verde a otra persona porque eso nos mantiene en nuestra cueva, nos mantiene protegidos de nuestro propio dolor, ocultándolo, como si fueramos marionetas en medio de un teatro llamado sociedad, donde cada uno tiene su propia máscara y nos relacionamos con otros desde nuestra máscara, aparentando que no pasa nada y todo es super HAPPY FLOWER.

Lo revolucionario es ser valiente, quitarte la putísima máscara y mostrarle tu dolor y tus traumas a las demás personas, eres humano, deja de esconderte tras una careta que te está consumiendo por dentro, SÉ VALIENTE y diles a los demás que tú también sufres, que tienes traumas que no has superado y que necesitas que te escuchen y te apoyen. 

Aprende a escuchar

Está claro que debido a que no nos atrevemos de una vez por todas a agarrarnos de los huevos, de las tetas o de los ovarios no tenemos ni una pizca de valor para mostrar lo que somos. Si no muestras tu dolor a los demás para que sea escuchado es imposible que escuches el dolor de otros.

¿Si no te atreves a comerte tu propia mierda como ibas a comerte la de los demás no?

Existen tantos psicólogos, coach etc… porque los seres humanos no sabemos escuchar, no sabemos permitir que una persona nos cuente una historia que le pueda doler o tan solo nos cuente su punto de vista, estamos constantemente esperando a que termine para dar la réplica, escuchando lo que tenemos en la mente en lugar de lo que nos está diciendo la otra persona.

Es increíble ver una conversación de “gente normal” muchas veces, la mayor parte de la conversación se la pasan prácticamente gritando porque quieren que se escuche su punto de vista, pero nadie se plantea escuchar el punto de vista de la otra persona.

Escuchar empáticamente significa no juzgar lo que te dice la otra persona, significa callarte la boca y dejar de interrumpir, significa estar atento a lo que la otra persona te está contando sin esperar a dar la réplica y sobre todo, significa ponerte en el lugar de la otra persona, comprender su punto de vista, su forma de ver y comprender el mundo. Te prometo que cuando escuchas empáticamente te das cuenta de que no existen personas ni buenas ni malas, tan solo existen personas con circunstancias que actúan lo mejor que saben.

Eso sí para comprender esto primero tienes que comerte tu propia mierda, al principio te sabrá fatal pero llega un momento que te enamoras de tu mierda y cuando te la comes dices: me mola, me gusta y sabe que te cagas, nunca mejor dicho.

Para de buscar ser comprendido, escuchado o entendido y comienza a comprender, escuchar y entender. Hay un concepto muy interesante que leí en el libro Los 7 hábitos de las gente altamente efectivas y es primero busca entender y luego ser entendido.

Yo lo resumiría de la siguiente manera, ¿quieres que los demás te escuchen? Pues aprende a escucharles con el corazón, ponte en su lugar, comprende su forma de ver y comprender la vida. Cuando escuchas terminan pasando cosas increíbles. Muchas veces las personas se abren de una manera descomunal y te terminan contando situaciones de su vida que no saben ni por que te las están contando pero se sienten cómodos y te las lanzan. ¿Sabes por qué? Porque estas comprendiendo su dolor y porque le has invitado a quitarse la máscara y dejar de aparentar.

La educación emocional es la raíz de todo

Para aprender a escuchar primero has de escucharte a ti mismo y a esto nos ayuda la educación emocional y la misión de mi vida es mostrarle al mundo la importancia de la educación emocional para dejar un mundo muchísimo mejor y más verdadero el día en que muera.

Si nos damos cuenta todo en la vida está regido por la educación emocional, nuestras relaciones, nuestra sexualidad, nuestra educación, nuestro trabajo etc… Todo está relacionado con la forma en la que eres capaz de gestionar tus emociones en las diferentes áreas de tu vida y por tanto todo tiene que ver con la relación que tienes contigo mismo.

 

Normalmente vivimos en base a nuestras emociones, reaccionando emocionalmente en las diferentes áreas de nuestra vida y hay veces que creemos que son decisiones correctas porque nos sentimos pletóricos pero he de decirte que para nada es así, las emociones ya sean de alegría o tristeza, nublan por completo nuestra capacidad para decidir desde un lugar en el que haya paz y calma, desde donde podemos tomar decisiones más acertadas. Todos tenemos un talón de aquiles con el que se nos despiertan nuestros miedos más aterradores y quiero que comprendas que nada es mejor que nada.

 

Para ti tu talón de aquiles puede ser la falta de dinero, eso te lleva a sentirte tremendamente aterrado, para otra puede ser sus relaciones de pareja. Lo interesante de esto es que en la superficie son diferentes pero en el fondo la sensación aterradora es la misma.

 

Da exactamente igual lo que hagas, puedes comenzar a educarte financieramente para ser libre, puedes empezar a educarte sexualmente o de la manera que lo desees. El tema es que todo empieza por la educación emocional, todo esta relacionado con ella. Imagina que estás enganchado a las redes sociales y te pasas 10 horas al día subiendo contenido y viendo el contenido de otras personas, te das cuenta y quieres cambiarlo

Si no comienzas por comenzar a manejar las sensaciones de ansiedad y agobio que te entren en los momentos de flaqueza volverás a estar dominado por tus emociones y serás esclavo de ellas, esto pasa muchísimo, por ejemplo cuando te pones a dieta. Para hacer cualquier cosa en la vida has de empezar por ti primero, has de empezar por aprender a sentir tus emociones, has de empezar por la educación emocional.

 

Quiero alentarte a que des el paso para comenzar a entrenar este músculo, sé valiente y atrévete, eres grande, eres inmenso y eres el/la mejor persona que puedes ser. Así que da el paso, salta al vacío y abre tu caja de pandora, despójate de la máscara y muéstrate tal y como eres, hazlo por ti el/la primera, por respeto y amor hacia ti mismo.

3 comentarios

  1. Alicia dice:

    Excelente….

  2. Félix Arena dice:

    Muchas gracias, estoy muy interesado en aprender a superar estos problemas, gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.